Go to Top

BRITISH SCONES CON CLOTTED CREAM

Los “British Scones” son panecillos rápidos, ligeramente dulces, horneados y preparados con gasificante, o lo que comúnmente denominamos “Royal”, y no con levadura de panadería. Son similares a los “American Biscuits”, que se sirven en Estados Unidos.

La diferencia entre unos y otros, es que los Scones, se suelen tomar en Inglaterra, en el “tea time”, generalmente tibios, abiertos, con mantequilla o clotted cream, y mermelada.  También se les suele incorporar pasas, arándanos, vamos cositas dulces…

Por contra los American biscuit se suelen tomar habitualmente enteros, sin abrir, en el desayuno para acompañar platos salados como los huevos con bacon, y no suelen ser nada dulces, pues la incorporación de azúcar, mínima, es opcional.

Los scones no solo se presentan en forma redonda, sino que también se suelen presentar en forma de triángulo y ligeramente mas delgados en este caso.

No obstante tenemos que aclarar una cuestión, para no dar lugar a confusiones que se suelen producir habitualmente en este tipo de preparaciones.

Ni los Scones, ni los American biscuit, tienen nada que ver con los “English Muffins“, unos panecillos rápidos redondos, mas bien planos, pero que se prepararan con levadura de panadería y se cocinan en la sartén o plancha muy caliente. Los English Muffins, son mas parecidos a los “Crumpets“, con la diferencia sustancial de que los English muffins se consumen generalmente abiertos y rellenos, y los crumpets enteros y con el acompañamiento sobre ellos. Las dos preparaciones son también de origen británico.

Y es que no quería dejar pasar esta entrada, sin aclarar las diferencias entre unos y otros, ya que habitualmente se tienden a mezclar y confundir.

Por cierto, para los que no conozcáis aun la “Clotted Cream” que acompaña habitualmente los  scones en el “tea time”, se trata de una nata coagulada y muy densa, casi como mantequilla pero es sedosa al paladar. Es originaria principalmente de los condados de Devon y Cronwall, al sur del País y difícil de encontrar fuera de sus fronteras. El proceso de preparación parte de leche de vaca, que se calienta lentamente mediante vapor o baño maría, y se deja enfriar también muy despacio en unas cazuelas bajas, de forma que durante ese tiempo la nata va subiendo a la superficie en forma de coágulos, de ashí su nombre “clotted”. Su materia grasa se encuentra por encima del 55%. Un peligro.

Este verano, sin embargo, después de mi incursión en Gibraltar, me traje unos cuantos frascos de “clotted cream”, así que ¿como no voy a perder la ocasión de degustar con ella unos jugosos scones?

Los scones son esponjosos y muy jugosos, y si se comen aun tibios son un vicio, personalmente para mi, que me gustan a rabiar este tipo de panecillos. Tienen además a su favor, que se hacen en un pis-pas, así que aunque no sea para el “tea time”, yo los he preparado para el desayuno del domingo. Vamos un lujo de desayuno¡¡¡.

Vamos allá con la sencilla receta.

INGREDIENTES: (Para 8 scones de 5 cm)

  • 225 gr. de harina con levadura (Bizcochona).
  • 1 pizca de sal.
  • 55 gr. de mantequilla muy fría, cortada en pedacitos.
  • 25 gr. de azúcar blanquilla.
  • 150 ml de leche.
  • 1 huevo batido con 1 cucharada de leche, para barnizar

PREPARACIÓN:

Son unos panecillos fáciles y rapidísimos, que no van a precisar de mas artilugios que un bowl y nuestras manos, además de 1 cortador de unos 5 cm para darles forma.

Comenzamos precalentando el horno 220ºC calor arriba y abajo, y preparamos una bandeja de horno con papel de hornear.

En un bowl mezclamos bien con un batidor, la harina, la sal y el azúcar.

Añadimos la mantequilla muy fría cortada en pedacitos y con un mezclador de masa o simplemente con la punta de nuestros dedos, vamos mezclándolo todo hasta conseguir una especie de migas.

Hacemos un hueco en el centro y vertemos la leche.

Con la mano vamos incorporando harina de los laterales, hasta  terminar de mezclar todo y conseguir una masa bastante blanda.

Trabajamos lo justo para unir la masa y mezclar toda la harina, ya que el truco de esos bollitos, para que queden jugosos y esponjosos, consiste en obtener una masa blanda y no sobretrabajarla, pues quedaría mas duros y correosos.

Cuando tengamos nuestra masa mas o menos homogenea, la pasamos a una superficie enharinada y la amasamos ligeramente.

La aplanamos con la mano y con ayuda de un rodillo y muy suavemente la extiramos hasta obtener el grosor deseado. En mi caso como de 1,5 cm, ya que me gusta dejarlos altitos para que luego sean mas jugosos.

Con ayuda de un cortador redondo enharinado vamos cortando y depositando en la bandeja de horno.

Los recortes que queden, volvemos a unir, estiramos y cortamos, así hasta teminar la masa.

Introducimos en el horno y mantenemos por espacio de unos 12-15 minutos, hasta que hayan levado bien y estén doraditos.

Pasado ese tiempo, sacamos y dejamos templar sobre una rejilla.

Servimos tibios o fríos, acompañados de mantequilla, clotted cream y mermelada. Rápidos, sencillos y simplemente deliciosos para el desayuno del domingo, ya que nosotros no estamos muy acostumbrados al “tea time”.

Consejos:

– El truco de estos bollitos consiste en no trabajar en exceso la masa, y en no incorporar luego mucha harina, pues se trata de una masa blanda y tendréis la tentación de añadir bastante mas harina. Con la justa para que no se pegue a la encimera es suficiente.

– El tiempo de horneado que os señalo es para scones de ese grosor y tamaño, si los hacéis mas delgados o mas pequeños, reducir el tiempo de cocción.

A disfrutar.

VIRGINIA

Comparte:

Share on Google+

27 Responses to "BRITISH SCONES CON CLOTTED CREAM"

  • Mary
    1 octubre, 2012 - 5:18 am Reply

    Has hecho unos scones magníficos, se ven perfectos. Me tomaría uno a cualquier hora del día…

  • Carlos Dube
    1 octubre, 2012 - 5:28 am Reply

    Creo recordar, y creo no equivocarme, que el clotted cream lo vende The Food Hall aqui en Madrid, en San Sebastián de los Reyes, lo dejo por aquí por si alguien lo lee, vive por aquí y está interesado en comprarlo. Nosotros nunca lo hemos probado, pero aunque sea una bomba calórica, tiene que estar escandaloso con estos scones. Vamos que con lo que sobrara hasta experimentaba con una Bica a lo anglosajón, ahora que veo tantas por la red :).

    Ricoa scones!

    • VIRGINIA
      1 octubre, 2012 - 5:59 am Reply

      Carlos, una idea genial. Mira que andaba yo buscando la forma de preparar una bica mantecada…. Y me has dado una buenisima idea.

      Yo suelo comprar en “The food hall” y no lo había visto. Si se enteran mis acompañantes en Gibraltar igual me fusilan.

      Un abrazo.

  • Marga
    1 octubre, 2012 - 6:21 am Reply

    Virginia, excelente como siempre, los scones son super apetecibles, los haré, tus fotos y presentación insuperable!!!. bssss

  • Inés
    1 octubre, 2012 - 7:11 am Reply

    Niña, me apunto a tu desayuno dominical!!

    Por cierto te mandé un mail!!

    Besos.

    I.

  • Silvia
    1 octubre, 2012 - 7:18 am Reply

    Aunque sea muy british,te digo que nací entre Scones,se hacían docenas y docenas en casa,nos encantan.Te han quedado,tan, tan bien,la masa se ve deliciosa.
    Tremendones Virginia y las fotos invitan a tomar el te,aunque para mí con mate ….jejeje

    Un besito

  • Teresa Estrade
    1 octubre, 2012 - 10:18 am Reply

    Virginia aprovecho esta entrada para agradecerte el trabajo que haces en tu blog. He hecho varios platos siguiendo tus recetas y ¡todo un éxito!.
    Con ésta de los Scones me has hecho feliz pues llevaba tiempo buscándola ya que otras que veía siempre tenían algún detalle desde mi punto de vista, superfluo.
    Gracias otra vez.

  • Rosanna Guillem
    1 octubre, 2012 - 11:15 am Reply

    mmmmmm, me encantan!!!!!!! y ya no tengo excusa para hacerlos!!!!

  • Suny Senabre
    1 octubre, 2012 - 11:39 am Reply

    Te han quedado perfectos Virginia. A esos desayunos me apuntaba yo de buena gana. Para mi es el desayuno ideal, no es muy light que digamos, pero es irresistible.
    Tus explicaciones me han parecido fabulosas, así todo nos queda mucho más claro.

    Un besito enorme,

  • CHEZ SILVIA
    1 octubre, 2012 - 12:34 pm Reply

    Es que ya no tengo excusa!!! que pinta!!! y yo sin hacerlos, miraré de hacerlos para el fin de semana que desayunamos todos juntos!! Con esa mermelada…..Ummm!

  • lamarymorena
    1 octubre, 2012 - 2:48 pm Reply

    Que pinta, que ricos que de todo, me han encantado, me dan ganas de desayunar de nuevo.
    Un besito

  • Pastelito Valiente
    1 octubre, 2012 - 2:52 pm Reply

    Qué precisoso juego de té, es victoriano total, como estos escones. Una puesta en escena fabulosa (como y ate comenté cuando hablaste de la Nata con alto contenido graso, aquí en Tenerife, es fácil encontrar productos ingleses así que buscaré esta nata). Bs

  • NievesGlezGlez
    1 octubre, 2012 - 3:20 pm Reply

    Gracias por aclararnos todas esas diferencias entre “scones” “english muffins” y demás. La verdad es que se ven deliciosos. Tendré que probarlos.

  • Pilar
    1 octubre, 2012 - 4:19 pm Reply

    Te han quedado perfectos, Virginia. Y la vajilla es una preciosidad, delicada y fina. Besos.

  • Caty
    1 octubre, 2012 - 5:42 pm Reply

    Rapidez y facilidad pero todavía no sé porqué nunca he hecho scones y cada vez que veo esta delicia se me cae la baba, pondré remedio un día de estos. Besitos

  • delicioustories.com
    1 octubre, 2012 - 6:34 pm Reply

    Viendo tus scones me doy cuenta de que hace años no los hago, y eso que antes los hacía bastante a menudo. Me gustan mucho, pero no sé, con tantas cosas buenas pendientes se me han quedado en el baúl de los recuerdos 😉
    Te han quedado divinos, con esa mermelada, ñam!
    Besos.

  • Teresa
    1 octubre, 2012 - 7:07 pm Reply

    ¿A que hora desayunas que me voy para allá? Menudo festín, que buena pinta todo, los scones, la mermelada, esa crema que no he probado, cada vez que voy para la península vengo cargada, pero la nata o crema es otro cantar, me da pánico meterla en la maleta!!!
    Un reportaje perfecto con unas fotos increíbles!!!
    Besotess

  • Justme
    1 octubre, 2012 - 7:52 pm Reply

    Me encantan los tea time, de echo la merienda es mi comida favorita:P te han quedado de vicio!!
    hoysonrioalespejo.blogspot.com

  • Maria Dolores
    2 octubre, 2012 - 1:53 pm Reply

    Virginia me has demostrado que eres una enciclopedia abierta, madre mía todo lo que he aprendido.
    Ya me gustaría tomar todos los días un desayuno así.
    Besos

  • thermo
    2 octubre, 2012 - 3:07 pm Reply

    Desde luego estas masas “antipáticas” son las que más suaves quedan luego.
    Intentaré no poner más harina de la cuenta para disfrutarlos.
    Besazos.

  • Judith
    2 octubre, 2012 - 9:46 pm Reply

    los scones me traen muy buenos recuerdos, los solía comer con pasas en su interior recien hechos! me llevo tu receta. besos

  • Carmen
    11 octubre, 2012 - 7:21 am Reply

    Por aquí sigo, ya te dije que me iba a dar un atracón a “sweet and sour” y en eso estoy. Es imposible marcharse de tu blog porque cada entrada anterior es mejor que aquella de la que vengo.

    Los scones son deliciosos. Hace unos meses los publiqué yo también pero no tuve la suerte de poder acompañarlos con clotted cream. Me tuve que conformar con una nata montada aunque no hubo protestas por parte de ninguno de los que los disfrutamos.

    Salados son también deliciosos. Mmmm, los de queso. Madredelamorhermoso. A ver si me pongo con esos y los publico, que bien merecen una entrada.

    Por cierto, te han quedado de profesional 🙂

    Bss

  • Ara
    31 agosto, 2015 - 11:36 pm Reply

    Virginia, me encantan los scones de avena de le pain quotidien, como puedo hacer estos que tu haces pero con avena? sabrias decirme las proporciones de avena/harina? o es otra receta diferente? Muchisimas gracias! Y por cierto me encantan tus recetas y tus fotos son de libro!
    Bss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 5 =