Go to Top

CARAMELOS DE CAFÉ CON LECHE

IMG_1792 texto

Como suele ser habitual en las recetas dulces de “Tía Alia”, nada es tan fácil como parece a primera vista.  Con esta receta de Caramelos de Café con Leche me las prometía yo muy felices, parecía sencilla así a primera vista.

Localicé en la red la equivalencia del cuartillo, que hasta mucho después del sistema métrico decimal venía utilizándose para designar el medio litro, exactamente 0,512 ml, traduje la libra, mucho mas sencillo, casi otro medio kilo, exactamente 0,453 gr. y me puse manos a la obra. El resultado… un desastre aquello no espesaba ni trascurridas varias horas al fuego.

AIG12

Decidí entonces investigar más y adapté una receta de caramelos blandos, que salio excelente. Riquísimos os tengo que confesar que estaban los dichosos caramelos. Tanto que después de probarlos, me dio hasta pena no haber añadido piñones, porque me recordaron a  los famosos caramelos de “El Caserío” de Tafalla.

Pero no conforme con ella y tras cambiar opiniones con mi amiga Begoña, preparé también otra de caramelos duros de “La Marquesa de Parabere”. Salió perfecta. Claro la diferencia de cantidad de leche con la receta inicial de Tía Alia, era bestial (1000ml contra 60 ml).

Eso si, la preparación de caramelos, exige un control muy exacto termómetro en mano de las temperaturas. Porque preparar caramelos  no es tarea sencilla, sino muy milimétrica, a nada que te pasas se quiebran… y si no llegas, no se endurecen.

En el caso de los caramelos blandos que son los que fotografié, he utilizado moldes de silicona de bombones, me pareció que quedaban muy bonitos. En el caso de los caramelos duros, no me fue posible, extendí la mezcla sobre una papel de horno aceitado y cuando enfrió ligeramente y antes de que endureciera del todo, los corté con un cuchillo engrasado.

COLLAGE 4

Os dejo las dos recetas, para que optéis por la que más os apetezca, no sin antes reconocer y confesar, que después de preparar las tres recetas, descubrí que en La Mancha se designaba cuartillo, hablando de líquidos, a la cuarta parte de un litro, esto es 250 ml. ¿Sería la receta de Tía Alia de origen Manchego?….¿quizás fue ese mi error?  Cuestiones como esta es lo que mas me gusta del recetario de “Tía Alia”, que es tan poco concreto, tan a la antigua usanza, que te obliga a investigar y a experimentar.

De momento  no me he animado a probarlo, las Navidades han pasado ya, y en casa hay casi un veto al azúcar durante un tiempo. Pero quienes me conocen saben que lo investigaré….

IMG_1728

INGREDIENTES:

Receta #1 Caramelos Blandos: (Para unos 40 caramelos)

  • 250 ml de nata líquida
  • 200 g de azúcar blanquilla
  • 70 ml de café expresso
  • 30 g de mantequilla
  • 150 ml de glucosa líquida
  • 1 pellizco de sal
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla

Receta #2 Caramelos Duros: (Para unos 30 caramelos)

  • 200 gr. de azúcar
  • 60 ml de (4 cucharadas) de café expresso concentrado
  • 60 ml (4 cucharadas) de nata
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 1 cucharada de de silicona líquida

*Necesitaremos en ambos casos, un termómetro de caramelo preferiblemente, porque suelen tener una pestañita que lo sujeta al cazo y marca las temperaturas a que se alcanzan los distintos estadios del caramelo. Si no disponéis de él, uno de cocina es suficiente.

PREPARACIÓN:

Vamos con los Caramelos Blandos:

COLLAGE 2

 Elegimos un cazo hermoso. Es necesario que los ingredientes quepan bien, porque la mezcla crece bastante al principio  y puede desbordar el recipiente.

Ponemos todos los ingredientes en el cazo a fuego alto, hasta que empiece a hervir. No asustaros porque como os he comentado la mezcla sube mucho al hervir. Bajamos entonces el fuego a fuego medio-alto y a seguir cociendo hasta que alcance la temperatura de 120ºC, removiendo de forma asidua.

A medida que el caramelo se vaya densificando, por efecto de la evaporación del agua, la mezcla hervirá con menos alegría y no subirá tanto.

Hasta los 108ºC la cosa va rápido, pero a partir de ahí la subida de temperatura es mucho mas lenta. Tened paciencia.

Cuando haya alcanzado los 120ºC, retiramos el cazo del fuego y con mucho cuidado de no quemarnos, porque el caramelo produce quemaduras muy serias, vertemos la mezcla,  sobre los moldes de silicona.

Si no disponéis de moldes de silicona, podéis verterlo sobre una bandeja previamente engrasada con aceite vegetal, para fijar el papel de horno que colocaremos sobre ella. Este papel también deberemos engrasarlo. Nos deberá quedar una plancha de 1-1,5 cm de grosor y de unos 10×15 cm aproximadamente. Dejamos enfriar totalmente y cuando la plancha de caramelo esté fría totalmente la retiramos de la bandeja. La colocamos sobre una tabla de madera, retiramos la grasa que pudiera tener, y con un cuchillo bien afilado y engrasado vamos cortando cuadraditos del tamaño que mas nos guste, pero a ser posible iguales.

Volvemos a retirar la grasa que pudiera haber quedado del cuchillo con papel de cocina y envolvemos en un papel encerado o de seda bonito. Conservamos en caja de lata.

Estos caramelos tienden a endurecerse con el paso del tiempo, pero están igualmente ricos.

IMG_1823

A por los Caramelos Duros:

IMG_1750

 Ponemos en un cazo fuego fuerte, el azúcar, el café y el zumo de limón, dándole vueltas de continuo con una cuchara de madera, hsta que alcance los 102-103ºC o también denominado punto de hebra gruesa. La Marquesa de Parabere recomienda utilizar un cazo de confitería, ya que el azúcar no se pega.

LLegamos los 103ºC, añadimos la nata y la glucosa y seguimos dando vueltas hasta que alcance los 121ºC, temperatura en la que se fija el punto de bola dura. Nunca debemos dejar que alcance los 145ºC, ya que en ese punto, el punto denominado caramelo duro, o lámina quebradiza ya que además de resultar muy difícil de manejar por su dureza, perdería el sabor a café.

Ya véis si seguís la indicaciones es sencillo, pero lleva su tiempo…

IMG_1798

 ¿Os apetece uno? No teneis mas que alargar la mano y llevaros los que queráis.

Consejos:

– La glucosa líquida se consigue en tiendas de productos de repostería, tan comunes hoy en día. Pero si no disponéis de ella, añadir una cucharadita de zumo de limón a la mezcla, para que el caramelo no cree grumos. No da el mismo resultado, pero sirve para un apaño.

– Los caramelos blandos se cortan cuando han endurecido, los caramelos duros, cuando aun están calientes.

A disfrutar.

Virginia

Comparte:

Share on Google+

15 Responses to "CARAMELOS DE CAFÉ CON LECHE"

  • Begoña
    26 enero, 2015 - 8:40 am Reply

    Qué bonitos te han quedado!!!! Creo que estos caramelos blandos son los que a mi me van a gustar…. y si les añado piñones, en mi casa lo celebran seguro. Con lo que nos gusta un buen caramelo “El caserío” de Tafalla!!!!
    Gracias a la Tia Alia, todas vamos a ser un poco más sabias, lo qué nos hace trabajar!!!
    Un abrazo, Begoña

  • Victoria
    26 enero, 2015 - 9:30 am Reply

    Creo que yo también me apuntaría a los caramelos blandos, a mi me dio miedo, porque sospechaba los sudores que me iba a costar esta receta, pero ahora me aprovecharé de vuestras experiencias, je, je… Están tan bonitos que seguro que los probaré.

  • Mónica García Centeno
    26 enero, 2015 - 10:20 am Reply

    Qué ricos Virginia! Yo este mes imposible llegar al Reto pero como siempre disfrutando de tus entradas y de tus fotos.mun beso.
    Monie

  • Maria Luisa
    26 enero, 2015 - 10:39 am Reply

    Hola Virginia,

    No me queda muy claro el tema de la temperatura en los caramelos blandos. Al principio dices que, a fuego medio-alto, cocemos hasta alcanzar los 112º. Sin embargo, más adelante indicas que hay que retirar del fuego cuando se alcancen los 120º. ¿Me lo podías aclarar, por favor?.

    Gracias y un saludo.

  • Lacajitadenieveselena
    26 enero, 2015 - 4:49 pm Reply

    Yo tenía claro que los caramelos no me iban a salir, de hecho no los he hecho en la vida y con la receta de Tía Alia menos, como tu dices, ya sabes las medidas….etc…
    Veo que has sabido salir airosa, como no podía ser de otra manera en ti.
    Voy a ver otros caramelos a ver que tal…
    Besos
    Nieves

  • Laura Selene
    26 enero, 2015 - 5:48 pm Reply

    Pues fíjate los primeros con termómetro me salieron tan reblandengues que no había forma de formarlos, una lastima ya que les había añadido avellanas troceadas, igual fue eso. Los segundos con el termómetro roto (que mal resultado me ha dado esta compra) y a lo loco me salieron duritos pero muy buenos, curiosamente hoy están más blanditos, eso si esta vez sin avellanas por si acaso. Los tuyos preciosos y me apunto tu receta para volver a hacerlos. Besitos.

  • carmen
    26 enero, 2015 - 6:36 pm Reply

    Nunca defraudas, las recetas espectaculares, medidas y pensadas al milímetro, las fotos un lujo y la organización del evento de nivel, sinceramente enhorabuena, gracias y besos.

  • Encarnita
    27 enero, 2015 - 8:13 am Reply

    Ayer me fue imposible publicar la receta,pero aqui esta con un poco de retraso.
    Los tuyos te quedarón preciosos.
    Yo los hice dos veces ,como no tengo termómetro,la primera vez los cocí poco y no endurecian,así que la segunda vez cambie de receta y ya me salieron ,ademas muy ricos.besinos

  • La cocina de Mar
    27 enero, 2015 - 8:07 pm Reply

    Virginia, no he podido participar pero, de verdad que, no voy a dejar de hacerlos…. me fijaré en tus medidas tanto para los blandos y los duros. Seguro que cuando pueda meterme en cocina me van a hacer la ola en casa…jejeejeje
    Un besote muy fuerte

  • VERÓNICA
    28 enero, 2015 - 10:23 am Reply

    ¡Cómo me recuerdan a mi niñez estos caramelos! A mi abuelo le encantaban y siempre llevaba en los bolsillos. Te han quedado espectaculares con esa forma. Un besote

  • Beatriz Tobegourmet
    28 enero, 2015 - 1:32 pm Reply

    Qué preciosos caramelos en forma de flor. Así presentados parecen la mayor delicatessen del mundo. Me ha gustado mucho la idea. Es un filón el recetario de Tía Alia.

  • Aritza
    29 enero, 2015 - 6:10 pm Reply

    Esos caramelos tiene una pintaza… Pero, donde puedo comprar glucosa líquida??
    Gracias

  • Candela
    31 enero, 2015 - 9:37 am Reply

    Maravillosa receta Virginia, ¿Dónde puedo encontrar la silicona liquida para los caramelos duros?

    • Virginia
      31 enero, 2015 - 10:08 am Reply

      Buenos días Candela:

      Me imagino que te refieres a la glucosa líquida. La puedes conseguir en las tiendas de productos de reposteria. No se donde vives, pero si es en una gran ciudad encontrarás estas tiendas facilmente ya. Sino, vía tiendas on line. Te adjunto un enlace:

      http://www.enjuliana.com/ingredientes/408-glucosa-wilton.html

      Hay mas tiendas así. Si necesitas algo mas dime y te lo busco.

      Un abrazo y gracias por tu visita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − Ocho =