Go to Top

COMO PREPARAR EL AUTÉNTICO CUSCÚS MARROQUÍ y TÉ MORUNO. Paso a Paso.

“- Buenas tardes Sr. Kipling. Mis hombres me han comunicado que se encontraba Vd. de paso con el personal británico que se dirije a Jaipur, y no estaría poniendo en practica mi costosa educación si no le invitase a tomar un té en nuestra Jaima de oficiales. Sería un honor para mi y para mi amigo Sherif Alí contar con su presencia. No en vano no tenemos oportunidad todos los días de disfrutar de la compañía y conversacion de un Premio Nobel.

Sherfi Alí lo recibió con una leve inclinación de cabeza en señal de respeto.

– Pase Vd. Sr. Kipling, además del té podemos ofrecerle un cuscús de cordero que ha preparado especialmente para Vd. el viejo Abhijit, un amigo indio que siguiendo los pasos de un británico acabó uniéndose a su ejercito, y ahora conoce casi tan bien la cocina árabe como la India.

El Sr. Kipling, el Sr. Lawrence y Sherif Alí se acomodaron sobre la suave alfombra que recubría la jaima, en torno a la mesa que contenía el té y los platos de cuscus. Una pequeña luz de candil iluminaba tenuemente la escena y permitía que los interlocutores pudiesen charlar sin ser muy conscientes de las emociones que generaban sus palabras en el otro.

El Sr. Kipling rompió el hielo:

– Pensé que mi compañía no resultaría grata para un británico firme defensor de la independencia del pueblo árabe, y  su amigo árabe.

– No se equivoque Sr. Kipling, es cierto que si bien formo parte de ejercito británico no me encuentro a favor de la prolongación del Imperio, pero no olvide que ambos hemos nacido y hemos sido educados bajo la férrea tradición Victoriana, y eso nos hace casi hermanos de sangre. Por otro lado, Vd. es un amante del pueblo Indio, a su manera, es cierto, pero ese amor por los pueblos lejanos es otro punto de conexión que no debe perder de vista.

– Es cierto, Sr. Lawrance,  pero yo no concibo la India sin un Imperio Británico fuerte que la guíe, y Vd. no concibe el pueblo árabe, sino libre. Ese es un escollo que casi me antojo a vacitinar puede resultar insalvable.

– Sr. Kipling, no subestime Vd. lo que una buena charla, este cuscus y un buen té, pueden conseguir en mitad del desierto.

Los tres hombres continunaron su charla en la penumbra de la noche del desierto. Lo que allí se dijo, lo que allí se confesó, continua hoy en día siendo un secreto, que el desierto guarda aun celosamente.

 Sweet & Sour”

“Todos los hombres sueñan, pero sus sueños no son los mismos. Los que viven sus sueños de noche en los rincones polvorientos de su espíritu, se despiertan por la mañana, para descubrir la vanidad. Pero los soñadores diurnos son hombres peligrosos, porque pueden poner sus sueños en marcha, con los ojos abiertos, para hacerlos posibles.

T.E. Lawrence”

unnamed

Cuando mi amiga Mon nos propuso el concurso #cocinadecine para celebrar el 3º aniversario de su blog “April´s Kitch”, dudé realmente que película elegir. Varias de mi gusto rondaron por la cabeza, pero finalmente la gastronomía se impuso sobre la cinefilia.

“Lawrence de Arabia” (1962), no es mi película favorita, lo reconozco, tienen un plantel de actorazos de primera fila, una banda sonora espectacular, pero me resulta larga y en ocasiones aparece un Petter O´Toole demasiado joven aun, que no está a la altura y está sobreactuado.

No obstante no deja de ser un peliculón y de ponernos en contacto con parte de la vida de un hombre que a mi entender se adelantó a su tiempo.

Esta película además me permitía acercaros un tipo de cocina que me entusiasma. No olvideis que este blog es un blog ante todo gastromómico. Lo he tratado de hacer además, de la mano de dos personajes historicos británicos, T.E Lawrence (Lawrence de Arabia) protagonista de la película y su contemporaneo y compatriota, Rudiard Kipling. Ambos encarnan a dos mundos tan cercanos y tan lejanos a la vez, dos formas de entender lo que hoy denominaríamos “interculturizacion”, y nos lo acercan a través de una conversación que casi con total seguridad jamás se produjo, mas allá de en mi imaginación.

“El Cairo, 1917. Durante la Gran Guerra (1914-1918), T.E. Lawrence, un conflictivo y enigmático oficial británico, es enviado al desierto para participar en una campaña de apoyo a los árabes contra Turquía. Él y su amigo Sherif Alí, pondrán en esta misión toda su alma. Los nativos adoran a Lawrence porque ha demostrado sobradamente ser un amante del desierto y del pueblo árabe. En cambio, sus superiores británicos creen que se ha vuelto loco…….”

Ahora si, vamos con la receta.

La receta que hoy comparto, no es un plato “árabe” en sentido estricto, es un plato marroquí, ya que el cous-cous se consume habitualmente en el norte de África, y no en Oriente Próximo que es la zona que se refleja en la película. Por eso a la receta de cous-cous la he acompañado de un té moruno, al que he añadido Karkadé, flor de hibisco seca en forma de infusión, que esa si, se consume habitualmente en todo Oriente Próximo, especialmente en Egipto, donde se la considera casi bebida nacional. Curiosamente el cultivo de Karkadé tiene origen en India, el país en el que durante un tiempo vivió nuestro otro invitado de hoy, Rudiard Kipling, y que tanto le marcó a lo largo de su vida.

Este cuscús está de repechupetearse los dedos, con ese punto especiado y ligeramente dulce que acompaña habitualmente la gastronomía marroquí. El cuscús se empapa de los jugos de la cocción de la carne y se endulza con la suavidad de la cebolla caramelizada y las especias que lo acompañan.  De postre un té moruno con menta y karkadé.

Os acompaño también un pequeño tutorial con paso a paso sobre el modo tradicional en que se prepara el cous-cous en Marruecos, con sus tres cocciones, siempre en cuscusera y siguiendo las indicaciones de la conocida chef marroquí  Fatéma Hal.

Tened en cuenta que ambas preparaciones, el cuscús y el guiso de carne se preparan utilizando el mismo recipiente, la cuscusera, una olla de cocción al vapor, el guiso en la parte baja y el cuscús en la parte alta de cocción al vapor. Mi cous-cous a falta de cordero está preparado con pollo, que es lo que en esos momentos tenía en mi nevera, y la receta está basada en una receta de Fatéma Hal, al igual que el modo de preparar un té moruno con menta que lo preparamos en la forma que se hace en Marruecos.

INGREDIENTES:(Para 4-6 raciones)

Para el cous-cous:

  • – 250 gr. de sémola de cous-cous (cuscus).
  • – 125 ml de agua (2 medios vasos)
  • – 1/4 de cucharadita de sal.
  • – 35 gr. de mantequilla.
  • – 1/2 cucharada de aceite de oliva.

Para la carne con cebollas confitadas:

  • 500 gr. de carne de paletilla de cordero o pollo de corral troceado.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • 500 gr de cebollas dulces cortadas en aros finos.
  • 1,5 ramas de canela.
  • Unas hebras de azafrán
  • 1/4 cucharadita de jengibre en polvo.
  • 2 clavos de especia.
  • 1 ramita de perejil.
  • 1 ramita de cilantro.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra molida.
  • 750 gr de agua.
  • 100 gr. de ciruelas pasas (de tamaño pequeño preferiblemente).
  • 1 Cucharada de agua de azahar.
  • 1 Cucharada de smen o mantequilla derretida.*
  • 1/2 cucharada de azúcar.
  • 1/2 cucharadita de canela.
  • 100 gr. de piñones para el acabado.

Té moruno con menta y Karkadé:

  • 1,5 litros de agua.
  • 1 cucharadita de té verde.
  • 1 cucharadita de karkadé (flor de hibisco)
  • 4-6 terrones de azúcar.
  • Hojas de menta fresca.

*smen: mantequilla clarificada hecha a base de leche de cordero de sabor punzante y agradable.

PREPARACIÓN:

Guiso de carne y cebollas

Comenzamos preparando el guiso de carne. En la parte de abajo de la olla de cuscús doramos los trozos de cordero y pollo con el aceite, a fuego fuerte.

Cuando esté dorado, añadimos las especies y dejamos tostar y que comiencen a emitir ese olor fragante. Añadimos entonces las cebollas y dejamos que comiencen a pocharse, dorándose ligeramente. 5 minutos será suficiente

Añadimos entonces el agua y dejamos cocer 30 minutos a fuego mas o menos vivo.

Cuando falten unos 20 minutos para terminar la cocción, comenzamos a preparar el cuscús.

Preparación tradicional del cuscús marroquí

El cuscús tradicional se prepara solo al vapor y con tres cocciones o tres pasos que son fundamentales para que nos resulte un cuscús ligero y con granos sueltos. Es fundamental también el caldo con el que se cuece y que luego una vez cocido lo regará, pues eso aportará aromas y sabores fundamentales. Así que si queréis un cuscús tradicional olvidaros de los consejos del paquete y mas aun del modo de preparación al microondas, que os servirá para comer sémola de un modo rápido pero no un cuscus tradicional.

 1.- Sobre un plato grande (gasa`a) remojamos el cuscus con el agua y el aceite, frotando bien con las manos todos los granos para que se hidraten bien.

Llevamos entonces nuestro cuscús a la parte superior de la cuscusera, la parte donde se cocinan los alimentos al vapor. Cubrimos y dejamos que empiece a salir el vapor. Si vemos que desde el principio se escapa el vapor, cubrimos el encuentro entre ambas partes con papel albal. A mi no me hizo falta. Primera cocción finalizada.

 2.- Volvemos a depositar el cuscus sobre la (gasa`a). Ahora es una masa compacta, así que primero con un tenedor y luego cuando se temple un poco con las manos, vamos rompiendo esta torta de sémola, deshaciendo los grumos Es el momento de añadir el segundo medio vaso de agua fría y la sal.

Collage blog 3

Volvemos a poner la sémola sobre la parte superior de la cuscusera, esto es sobre el caldo hirviendo, y dejamos que vuelva a salir el vapor. Casi está listo nuestro cuscús.

3.- Depositamos por última vez la sémola sobre la gasa`a  y mezclamos con un buen trozo de mantequilla para separar bien los granos.

Ya está listo nuestro cuscus.

_MG_4483

Como podéis ver por las imágenes, el cuscús en cada una de las cocciones va adquiriendo más volumen y va cogiendo un color más blanquecino. 

Mientras el cuscus y la carne se va cocinando dejamos las ciruelas pasas en remojo con agua y media cucharadita de agua de azahar para que se hidraten.

Cuando la carne se haya cocinado, finalizamos las cebollas confitadas. Retiramos las cebollas y medio cazo de caldo de la parte inferior de la cuscusera, y lo ponemos a confitar en una sartén de fondo grueso con el azúcar, la canela, la mantequilla derretida o smen y la media cucharadita de agua de azahar. Añadimos las ciruelas pasas sin el agua y partidas en dos, y dejamos cocinar durante unos 10 minutos. Listo.

Servimos nuestro cuscús, aun humeante sobre una fuente grande y honda, dandole forma de cúpula. En el centro colocamos los trozos de carne, sobre la sémola las cebollas confitadas y las ciruelas pasas. Mojamos ligeramente con un poco de caldo. Espolvoreamos con piñones previamente tostados en la sartén. Si nos apetece decoramos con unas rayitas de canela.

Servimos en la mesa, acompañado con un bowl con el resto del caldo para que los comensales puedan servirse.

Como postre preparamos un tradicional Té moruno con Karkadé.

Té moruno con Karkadé

Hervimos el agua. Ponemos el té en el fondo de una tetera pequeña. Regamos con un poco de agua hirviendo. Dejamos el té húmedo dentro de la tetera.

Ponemos la menta fresca lavada y seca. Cuanta mas menta se añada mas perfumado será el té- Llenamos de nuevo la tetera con agua hirviendo. Añadimos la cucharadita de Karkadé y 5 terrones de azúcar (al gusto).

Tapamos la tetera y vertemos té en un vaso. Volvemos a verterlo en la tetera y repetimos la operación tres veces para que todos los ingredientes se mezclen bien.

Listo nuestro té moruno, al que si obviamos el karkadé, se convertirá en un té moruno en toda regla y nos servirá como colofón o postre ligero de nuestro cuscús.

A disfrutar.

VIRGINIA.

Comparte:

Share on Google+

38 Responses to "COMO PREPARAR EL AUTÉNTICO CUSCÚS MARROQUÍ y TÉ MORUNO. Paso a Paso."

  • Laura
    17 marzo, 2014 - 7:57 am Reply

    Qué riquísimo Virginia, te queda un poco? 😉 Tenía muchas ganas de leer esta entrada, la conversación a la par que el plato, deliciosa!! enhorabuena, seguro que a Mon le encanta.
    Bsos y feliz lunes!

    • abril
      17 marzo, 2014 - 8:12 am Reply

      SIIII, Laura… me ha encantado!!!!!

  • elosoconbotas
    17 marzo, 2014 - 7:57 am Reply

    Si señora, así se hace el cuscús, acariciándolo como dicen ellos. ¡¡ Enhorabuena !!

  • myriam enrique fernandez
    17 marzo, 2014 - 8:09 am Reply

    oohh impresionante esta entrada, me ha encantado leerla y ver como preparas el auténtico cuscus. besotes!!

    comoaguaparachocolate-myriam.blogspot.com

  • abril
    17 marzo, 2014 - 8:11 am Reply

    Querida Virginia!!!!!
    Estoy medio en estado de shock!!! Qué entrada tan maravillosa, tan cinéfila (a pesar de que no sea tu peli favorita, la has contextualizado tan bien que estoy impactada!), tan gastronómica (deliciosa y didáctica como eres tú) y tan bella!!!! (las fotografías tienen hasta la luz del desierto!!!! gracias a Nani por ese guiño!!!)
    Me ha encantado… alucinado, enamorado.
    Además has cumplido mi deseo de crear una escena…GRACIAS… está fantástica, un diálogo impagable, lleno de inteligencia y … muy probablemente hubiera podido existir.
    Buff…. GENIAL…!
    Gracias!

  • Rosa
    17 marzo, 2014 - 8:11 am Reply

    Un cous-cous impresionante Virginia, me voy a animar a prepararlo con tu tutorial tan completo como siempre. B7ss.

  • dulcetradiccion
    17 marzo, 2014 - 8:15 am Reply

    Un gran plato. Y seguro que riquísimo. Mis abuelos y mi madre, originarios de la Argelia colonial francesa, solían preparar cuscús tradicional con bastante frecuencia. Tu receta y tus fotos me traen muchos recuerdos e imágenes. Recuerdo aquellos olores a especias y el sabor tan característico del smen (mi abuela siempre tenía un bote en la nevera). ¡Qué bien que hayas elegido este plato, a mí me apasiona!

  • Marga
    17 marzo, 2014 - 8:41 am Reply

    jajja Virginia, hemos coincidido en la película, yo le he dado acento british con un toque de naranja amarga de Sevilla, ya que muchos escenarios son sevillanos, jajaj, dos visiones para la misma película, me encanta tu recetón, bssss

  • manu
    17 marzo, 2014 - 8:43 am Reply

    Me encanta !!!! El relato, las fotos, la receta y su realización !. Precisamente lo que mas me gusta del cous-cous es acompañarlo con la cebolla y las pasas caramelizadas, pero no le pongo agua de rosas, con lo que me gusta! La próxima vez se lo pondré. El toque dulce le va que ni pintado al plato !!!!!
    Mil besos

  • Neus
    17 marzo, 2014 - 9:12 am Reply

    Que ganas tenía de que publicaras la entrada, desde que me dijistes el nombre de las películas candidatas al concurso para presentar tu receta, espera el momento.
    Me encanta la ambientación, el paso a paso que has hecho, una elaboración muchisimo más laboriosa que el cous cous que solemos preparar en casa, pero que el resultado merece la pena.

    Muchas suerte en el concurso.

    Un beso guapa

  • Ana
    17 marzo, 2014 - 10:19 am Reply

    Qué maravilla de plato, el cuscus con esa carne que has preparado debe estar de chuparse los dedos!
    Un entrada de 10!
    Besos

  • Gemma
    17 marzo, 2014 - 10:49 am Reply

    Impresionante! casi babeando delante de la pantalla
    Muas

  • María
    17 marzo, 2014 - 11:23 am Reply

    Uf, hay unas propuestas tan impresionantes para el concurso de April’s Kitch que me da cosa participar!!!
    Tu plato y toda la entrada son… pues eso: de cine!
    Un besote y feliz semana!

  • Maribel Jimenez Garcia
    17 marzo, 2014 - 11:55 am Reply

    Con la receta de hoy,me has dado en el blanco, yo suelo comer una muy parecida en un restaurante marroquí al que voy con cierta frecuencia porque me encanta, y este es uno de mis platos favoritos, aunque ellos lo hacen con ternera. Gracias por compartir la receta y la manera tradicional de hacer el cuscús, es genial.
    Un abrazo.

    besosdecanelaymenta

  • Heva Hernandez
    17 marzo, 2014 - 12:50 pm Reply

    Yo también tengo el libro de Fatema, una maravilla, y tengo un cous cous de kamut en la despensa esperandome pero ¿como haces para que no se te cuele el grano? esa vaporera tienen los huecos muy chiquititos??? a lo mejor puedo poner una muselina para que no se filtren.
    Bueno que ya estrené el libro Virginia, que panes de pita más ricos quedaron, además hoy he empezado con mi masa madre como explica Ibán, a ver si sale. Un besazo!!!

    • elosoconbotas
      21 marzo, 2014 - 12:40 pm Reply

      Pues no veas los agujeros que tienen las cuscuseras originales y no se caen -no necesitaras de muselina-. Además lo poco que cae le sienta fenomenal al caldo 😉

    • Virginia M
      21 marzo, 2014 - 12:59 pm Reply

      Si eso le he dicho yo a Eva, que la mía tiene unos agujeros de una moneda de 2-5 centimos y no se caen. A ver que nos cuenta.

  • abril
    17 marzo, 2014 - 12:55 pm Reply

    Sigo en shock…pero con un hambre espantosa y un deseo profundo de ir a comer cuscús…!!!!

  • Pumuky a la cuina
    17 marzo, 2014 - 2:17 pm Reply

    Madre mía Virginia, vaya pedazo de plato para el aniversario de Apri’ls… y qué bien lo has integrado en esta gran película (aunque es verdad que Peter O’toole aún le quedaba mucho por ofrecer). Suelo comer a menudo cuscús, en mis tupers diarios me acompaña de vez en cuando, pero no lo suelo preparar con carne aunque me encanta, y en mi vida había visto una cuscusera!

    Besos!

  • ANA
    17 marzo, 2014 - 2:54 pm Reply

    Una aportación extraordinaria inspirada en esta película que nos hace transportar a otro mundo. Un cous-cous muy aromático con esa selección de especias y que como bien dices, más de uno se chuparía los dedos jeje. Besos!

    Ana

  • Dolores-MiGranDiversion
    17 marzo, 2014 - 3:04 pm Reply

    Que maravilla y de cous-cous y que buena preparacion. La verdad es que no hace mucho que lo probé y madre mia lo que me estaba perdiendo, ahora me encanta
    Bss

  • Sanwichita
    17 marzo, 2014 - 4:11 pm Reply

    Fijate a mi madre le encanta Lawrence de arabia y el cus-cus! Asi que este post se lo pongo ahora mismito apra que disfrute!!

  • CHEZ SILVIA
    17 marzo, 2014 - 5:10 pm Reply

    Ole que receta más delicius. En casa hacemos mucho, yo lo cuezo en el horno a vapor me queda muy bien y después las carnes las hago en la cocotte para que queden muy doraditas. Esta receta la haré entre la cocotte y el horno a vapor, nos pondremos las botas. Has escogido una buena pelicula y tu paso a paso es fantástico. Felicidades por la entrada. Bss

  • Nenalinda
    17 marzo, 2014 - 6:37 pm Reply

    Espectaculaaaaaaaaar no lo siguiente ademas de estar de muerte relentaaaaaaaa.
    Muchas suerte en el concurso la receta ,la presentacion y las fotos del paso a paso son de 10 points ademas me encanta la pelicula que has elejido que mas puedo pedir que un platin para la cena .
    Bicos mil wapa.

  • Madame Pépinière
    17 marzo, 2014 - 6:42 pm Reply

    Qué buenísimooo!! Plato marroquí, té y un súper clásico del cine. Perfecta elección!
    Un saludo

  • Bavette
    17 marzo, 2014 - 8:24 pm Reply

    Riquisimo!!! y muy acertada para la peli que tambien me encanta!!
    Besos
    Ettore

  • cocido de sopa
    17 marzo, 2014 - 8:51 pm Reply

    ¡Pues a disfrutar! ¡Claro que a disfrutar! Y no veas de qué manera. Tu forma de preparar el cuscús me ha transportado años atrás a mis años como estudiante en Inglaterra. En mi estancia en una residencia en Gales, coincidí con estudiantes tunecinos, y una vez al mes preparábamos noche temática gastronómica. Yo no salía de la tortilla de patatas, y ellos me sorprendieron por su rica gastronomía. Y tu reportaje me ha devuelto a la memoria un recuerdo que tenía olvidado: cómo se cuece el cuscús tradicionalmente. Y lo mismo en cuanto al té moruno. Ellos añaden el azúcar directamente al té.

    Con tu reportaje nos has ayudado a viajar. Mira que yo miro hacia el norte como forma de vida, pero miro hacia oriente cuando hablamos de comida. Tiene un encanto muy especial. Y tu receta no es para menos, en absoluto. ¡Me encanta!

    Bien contenta estará Mon con tu participación, porque como siempre pasa con todo lo que publicas: se sale.

    Mucha suerte en el concurso. Besos y feliz semana.

  • Beatriz Tobegourmet
    18 marzo, 2014 - 7:30 am Reply

    Qué buena pinta de plato Virginia, y eso que yo comida árabe la justa…. o sea casi nada. 🙁 Yo aun no he elegido mi película pero en ello estoy. Suerte y enhorabuena por tan bonito post!

  • La cocina de Cris y Laura
    18 marzo, 2014 - 3:13 pm Reply

    Me encanta tu entrada basándose en esa película tan espectacular, en mi casa el cuscus con pollo es un habitual ,la receta me la dio la segunda mujer de un tío mío que fue muchos años embajador en varios países entre ellos Marruecos la diferencia con la tuya es que lleva un poco de coco pero el resto es prácticamente igual solo que con pollo.
    Besos cris y Laura.

  • La Cuina Violeta
    20 marzo, 2014 - 5:18 pm Reply

    Y como siempre no sé qué decir. Una película de lo más, un plato que haria feliz al sibarita más sibarita, unas fotos que no veas. Y muy feliz que te hayan servido las mias del desierto! Qué más puedo decir? Nada, porque cada vez me cuesta más hacerte comentario alguno, que no sea pelotero. Lo haces todo tan bien que ya sabes que me gusta visitarte. Acaba de entrar la primavera, que la tengais muy feliz.
    Nani

  • Maria Dolores
    24 marzo, 2014 - 10:31 pm Reply

    Virginia este cous cous me parece un lujazo de plato y la entrada completa es todo un lujazo no te has dejado ningún detalle.
    Besos

  • Maite Entucocinayenlamía
    23 abril, 2014 - 6:14 pm Reply

    En casa nos gusta bastante el cuscús, la próxima vez lo hago con las tres cocciones. Y ese té..
    me encanta!
    Un besete

  • Bruixes a la cuina (Dolors)
    28 abril, 2014 - 2:13 pm Reply

    Virginia esta entrada es de cine, CINE!!!! He leído todo lo que explicas y la receta al detalle, sin saltarme una sola coma y mientras lo hacía no podía dejar de pensar que diría Lawrence de Arabia si yo le hubiera preparado el cuscús a mi modo: en un plato, agua hirviendo por encima, a esperar 10 minutos y listos!!! Que vergüenza! jajajaja Podría buscarme excusas (que por otra parte son ciertas) siempre ando corriendo, no había visto una cuscusera en mi vida, bla, bla y bla pero la verdad es que este tipo de cocina me tiene muy fascinada y me encanta pero se muy poco de ella!!!!! Voy a tener que ponerme las pilas!!!!! Gracias por la receta y FELICIDADES por el premio!!

  • Lourdes
    29 abril, 2014 - 6:36 pm Reply

    Hola, aunque hace días que has publicado, hasta ahora no he podido leerla, una entrada preciosa y que casualidad acabo de volver de Marrakech y vengo enamorada de cuscús que hacen ellos, que nada tiene que ver, con el que se hace siguiendo las indicaciones del paquete. Tengo una duda, has dicho que había que hacerle tres cocciones, pero solo lo has puesto dos veces en la cuscusera, no?

    Gracias. Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 9 =