Go to Top

BUNDT CAKE DE NATAS

_MG_6118

No se si muchos de los que me leéis, habéis tenido alguna vez la oportunidad de probar las natas frescas. Un manjar. Os aseguro que si habéis tenido esa experiencia no la habréis olvidado. Leche fresca recién cocida, un rato de reposo…. y una capa gruesa de nata fresca cubriendo la superficie. Un pan de pueblo y una cucharada de esa nata espolvoreada con azúcar o miel¡¡¡ Menuda merienda¡¡

Pero no os hagáis ilusiones, hoy en día no es posible encontrarlas tan fácilmente…. Entre otras cosas porque la leche que compramos en el super, nada tiene que ver con la leche recien ordeñada que dan las vacas. La leche ya no es leche, sino un liquido blanquecino al que le han extraido toda la sustancia y sobre todo la nata.  Así que comprenderéis que cuando mi amiga Idoia me hace llegar alguna remesa de estas natas, en casa es fiesta Nacional.

En esta ocasión las he utilizado para preparar un sencillo bizcocho de natas como el que nos preparaba mi madre cuando eramos peques, con las natas sobrantes de la leche de vaca “sin bautizar”, que nos traía el lechero cada mañana. Pero si tenéis la suerte de conseguirlas, tambien os dejo la receta de estas Galletas de Natas, absolutamente deliciosas. Una de las primeras recetas que publiqué al comienzo del blog.

COLLAGE 4

El bizcocho es sencillo y con ese sabor de siempre, sin añadidos de aromatizantes extras, mas allá de la ralladura de limón. Podéis prepararlo sustituyendo las natas por sour cream o clotted cream, aunque no os aseguro idéntico sabor.

No he encontrado mejor molde para preparar esta receta vintage, que todo un clásico, la reedicion del precioso molde de Nordic Ware Kuglehopf. ¿No me digáis que no es precioso?

_MG_6054

Por cierto, para aquellos que vais a hornear por primera vez un bundt cake os aconsejo leer detenidamente los consejos que vienen al final de la receta.

Vamos con la receta:

_MG_6168

INGREDIENTES(Para un molde de bundtcake de 25 cm)

  • 1 1/2 cup o 375 ml de natas de leche (*)
  • 1 1/2 cup de azúcar granulado.
  • 6  huevos “L” a temperatura ambiente.
  • 2 1/2 cups de harina todo uso tamizada.
  • 1 1/2 sobre de levadura Royal.
  • 1 pizca de sal.
  • ralladura de 1 limón.

* Si no las localizais, podéis sutituir por creme fraiche, sour cream o clotted cream

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno 180ºC calor arriba y abajo, no con ventilador que tiende a secar las preparaciones.

Engrasamos el molde bien a conciencia, preferiblemente con los sprays antiadherentes  que para este tipo de bizcochos existen hoy en día en el mercado y que son mano de santo para no tener problemas con el desmoldado. Sino, ya sabéis mantequilla y harina. En cualquier caso repartirlo bien por toda la superficie del molde con un pincel de forma que no quede un solo hueco sin engrasar.

Comenzamos aromatizando el azúcar. Lavamos bien el limón y rallamos su piel, en mi caso con el rallador zester microplane que me traje hace ya unos años en la maleta de un viaje a USA. Eso si, solo la parte amarilla. En un bol pequeño mezclamos el azúcar y la ralladura de limón con la punta de los dedos, de forma que los aceites de la ralladura impregnen bien todo el azúcar.

_MG_6003

Vertemos las natas y el azúcar en un bol, en mi caso en el mi Kitchen Aid y con el accesorio de pala a velocidad 2 lo mezclamos bien durante unos 3-4 minutos, hasta que hayamos obtenido una crema un tanto aireada y el azucar se haya integrado bien.

Si no tenemos robot nos servirá la batidora de mano provista de las varillas o en último extremo una sencilla cuchara de palo, aunque os aviso será mas cansado.

Con el motor en marcha, vamos añadiendo los huevos uno a uno, no añadiendo el siguiente hasta que el anterior se haya integrado en la masa. Retiramos del robot.

COLLAGE 3

Mezclamos en otro bol la harina, el gasificante, y la sal. Sobre nuestra mezcla de natas, azúcar y huevos, lo vamos tamizando en dos o tres veces.

Mezclamos lo justo para integrar, sin sobre mezclar para no desarrollar el gluten de la harina y que no nos quede un bizcocho correoso.

Rellenamos con esta masa, el molde que teníamos preparado. Procurando que toda la mezcla llegue a todos los puntos del molde y no rellenandolo mas allá de las 3/4 partes del molde.

Una vez lleno, golpeamos el molde varias veces contra la encimera, de forma que salgan las burbujas de aire que hayan quedado atrapadas y si es preciso, alisamos la masa con una espátula.

_MG_6105 RE

Horneamos durante unos 50-55 minutos.

Sacamos el horno y dejamos enfriar entre 5 y 15 minutos no mas.

Desmoldamos con cuidado.

Dejamos enfriar y disfrutamos como enanos. Es un bizcocho que se disfruta igual en el desayuno que a media tarde con un cafecito. Porque no tiene mas aromatizantes que las propias natas y la ralladura de limón.

 _MG_6122

Consejos:

Para la preparación con éxito de un bundt cake, es necesario tener en cuenta las siguientes pautas:

1.- Debemos engrasar el molde de forma muy minuciosa, haciendo hincapié en todos los rincones y recovecos, con el fin de que al desmoldar no se nos desbarate nuestra obra.

A mi parecer, es mejor hacerlo con bake easy, o productos similares a hacerlo del modo tradicional con mantequilla y harina o cacao. El desmoldado es infinitamente mas fácil y fiable.

2.- Al depositar la masa en el molde debemos hacerla llegar a todos los recovecos, presionado suavemente para que llegue a todas las partes del molde.

3.- No llenar el molde mas allá de las 3/4 partes.

Aunque los moldes originales te indican la capacidad en tazas, y las recetas casi siempre tambien, si no disponeis de ellos, o no conoceis el equivalente de las tazas, esta regla te ayudará a que la masa en el horno al expandirse no se salga del molde.

4.- Es conveniente nivelar la masa dentro del molde, de forma que quede ligeramente mas alta en los lados que en el interior. Este tipo de preparaciones en estos moldes, al hornearse tienden a inflarse y subir mas por el interior que por los laterales y esto lo evitará o al menos hará que sea menos pronunciado.

5.- Antes de introducir el molde en el horno, deberemos golpear este contra la encimera unas cuantas veces para hacer salir cualquier burbuja de aire que hubiera quedado en la masa. Asi al realizar el corte no nos aparecerán esos agujeros indeseables que a veces nos quedan.

6.- Cuando nuestro cake este finalmente horneado y antes de desmoldarlo, deberemos dejarlo enfriar entre 5-15 minutos, no mas.

Si lo tratamos de desmoldar antes, nuestro cake estará demasiado frágil y se nos podrá romper.

Si lo dejamos mas allá de ese tiempo, puede ocurrir que se adhiera demasiado a las paredes del molde con el mismo resultado a la hora de desmoldarlo.

Después dejarlo enfriar totalmente como todos los cakes en una rejilla.

7.- Los Bundt Cake están para mi gusto mas ricos al día siguiente que el mismo día de su preparación, porque así se les da tiempo a que todos sus sabores se amalgamem y cojan cuerpo.

– Si utilizáis sour cream o cream fraiche, podéis aromatizar el cake añadiendo 1 tsp de extracto de vainilla o del sabor que mas os guste. Ya me contareis.

A disfrutar.

Virginia

Comparte:

Share on Google+

15 Responses to "BUNDT CAKE DE NATAS"

  • Palmira
    17 septiembre, 2015 - 11:56 am Reply

    Estas natas son un manjar… si llegan entre mis manos no llegan a la cocina, solo necesito una cuchara jejeje
    Pequeña, mis abuelos vivían cerca de una granja y a las 9h de la tarde iba a por mi ración de leche recién ordeñada…
    Qué recuerdos!
    Besos,
    Palmira

  • Lola
    17 septiembre, 2015 - 7:55 pm Reply

    No se me había ocurrido utilizar esa nata, ya he llamado a mis tíos para que me guarden, la próxima semana que iré al pueblo, traigo la nata y sin falta lo hago…
    Un beso,
    Lola

  • Mercedes Font
    18 septiembre, 2015 - 7:54 am Reply

    Ya lo dices, que manjar!!! Recuerdos, yo me la comía en una tostada con azúcar y a veces cuando había mucha hacíamos galletas, inigualables., y ahora casi imposible de conseguir.
    Besos

  • Laura
    18 septiembre, 2015 - 9:27 am Reply

    Bueno, bueno, mira que hacer este manjar y no dejarme ni un pedacito ;)))….aunque no me extraña nada porque se ve irresistible, imagino que lo devoraríais en un suspiro!!

    Besos y feliz finde!

  • Hampton SC
    18 septiembre, 2015 - 12:27 pm Reply

    Por dios, ésto no se le hace a una provinciana que se vino a estudiar a Madrid y que hasta entonces tomaba la leche auténtica todas las mañanas, de pequeña yendo con la lecherita a recogerla, de más mayor nos la traía el lechero a casa… Mi madre retiraba la nata y la acumulaba en una taza con la que luego hacía mantequilla…
    A ver qué hago ahora con este antojo… Tendré que engañar a la memoria olfativa y de sabor con las nuevas “natas” 😉

  • Helena / Rico sin Azúcar
    18 septiembre, 2015 - 7:34 pm Reply

    Y mi costilla no puede ver la nata en la leche caliente…. X-P Tremendo bundt cake, Virginia (¡altísimo!) Tomo nota de tus consejos para los moldes de Nordic Ware: tengo 2 (sí, un día me dio un arrebato) y sólo he estrenado uno en una ocasión. Siempre me he echado atrás con los bundt cakes por la cantidad de mantequilla (tazas y tazones) que llevan, aunque como éste la sustituye por nata, igual me lanzo!
    Gracias por la receta 😉
    Las fotos son de postal.
    Besos

  • Eva
    18 septiembre, 2015 - 8:28 pm Reply

    ¿se podrían sustituir las natas por clotted cream?
    Saludos, Eva

  • Mª Angeles
    18 septiembre, 2015 - 8:59 pm Reply

    Una prugunta Virginia . Ese tazón sin asas es de la Cartuja ???? No tengo esa pieza , me resulta extraño .
    La receta es estupenda para las tardes con un buen té .
    Gracias y saludos cariñosos de Mª Angeles.

  • Irmina
    18 septiembre, 2015 - 11:43 pm Reply

    Con decirte que la leche, la nata, el queso, el yogur, en definitiva los productos lácteos son una de mis pasiones. Si me pones delante un bizcocho con estos ingredientes es que brinco de alegría por poder disfrutar de un trozo.
    Te hago la ola….
    Un abrazo.

  • Paula @ Cocina Central
    19 septiembre, 2015 - 10:37 pm Reply

    Hace rato que pienso que si la leche dura semanas en la heladera o un día entero afuera sin cortarse, no se ya ni si es leche! Cuando yo era chica, la dejabas unas horas afuera y ya no servía. En fin, la modernidad.
    Que torta simple y rica Vir! Tus fotos, como siempre, hacen de cualquier cosa una maravilla. Divinas!

  • Mayte
    22 septiembre, 2015 - 5:40 pm Reply

    Tú si que haces belleza!! Me encanta…de verdad es uno de los bizcochos más ricos del mundo, sin pretensiones pero absolutamente arrebatador, tu versión me gusta y la haré hoy…ya verás!

    Un abrazote y mucha vibra buena!!

  • Judith
    25 septiembre, 2015 - 7:35 am Reply

    Hola Virginia!!
    Siiii recuerdo esa nata mi abuela nos la preparaba con pan y azúcar estaba de vicio, que tiempos aquellos!
    Como siempre tus recetas y fotos són espectaculares!

  • Saboreando en Colores
    26 septiembre, 2015 - 10:40 am Reply

    Madre del amor hermoso!!! este bundt se ve espectacular. Se me antoja un trocito de esos que has cortado!
    Gracias por los consejos sobre el molde…
    Cariños,

    Flavia

  • maria
    26 septiembre, 2015 - 4:14 pm Reply

    Sublime bizcocho y extraordinario molde. Pues sí, probé en mi infancia las natas a las que te refieres, puedo dar fe del sabor que tenían, en casa había vacas y la leche nos la bebíamos directamente de la ubre cuando mi padre se ponía a ordeñar dos veces al día. Podría seguir recordando pero me va ha entrar la nostalgia.
    Felicidades por tu receta y saludos cordiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + quince =