Go to Top

GUACAMOLE MEXICANO “AUTÉNTICO”

HY3A1102

Cuando preparo una receta tan conocida de un país que no es el mío, siempre tengo la sensación de estar haciendo lo que en muchos restaurantes extranjeros hacen con nuestras “paelas” o con nuestra “tortilla española”, tunearla vilmente para adaptarla al gusto de los paladares de las gentes de esas tierras. Por eso cuando subo o preparo una receta de otras latitudes, me gusta documentarme a conciencia, y aun no teniendo los mismos ingredientes, tratar de hacer que se parezca lo más posible a la receta original. A partir de ahí, y una vez lo he conseguido, la puedo ir adaptando a mis gustos.

Esa sensación tuve cuando preparé mi primer guacamole…., a pesar de que es un receta sencilla, cortar, mezclar y moler, en su país de origen, México, tienen su peculiaridades y trucos. Así que hoy pues, os traigo la receta más “autentica” que he conseguido de la mano de Ana, parte de mi nueva familia mexicana. Os cuento….

El Guacamole es la salsa típica mexicana, preparada a base de aguacate machacado. Su nombre de hecho proviene del  idioma náhuatl, “Ahuacatlmolli” que traducido al castellano quiere decir “Salsa o mole de Aguacate”,  “Ahuacatl” (aguacate) + “molli” (mole o salsa).

Como todas las recetas tradicionales, no existe un único guacamole, ya que su forma de preparacion puede variar de unas zonas a otras (México es grandísimo), y especialmente del gusto de los comensales. Adivino que hay tantos guacamoles como cociner@s. De hecho hoy en día en los restaurantes, en ocasiones te presentan un carrito para la eleccion de los ingredientes por el comensal, jitomate fresco, asado, con o sin cilantro… y te lo preparan en el momento. Me recuerda un poco a lo que ocurre con nuestro gazpacho y  la elección de los tropiezos.

En cualquier caso hay que tener en cuenta que hay unos ingredientes básicos para la preparación del guacamole tradicional:

  •  El aguacate, que debe estar en su justo punto de maduración, lo que sabremos si al presionar levemente su piel gruesa, esta esta blanda, pero sin llegar a hundirse. Si estuviera verde resultaría con textura excesivamente dura y si estuviera demasiado maduro, no tendría tan buen sabor y encontraríamos zonas marronaceas.
  • El jitomate, como llamán allá al otro lado del charco a nuestro tomate, picadito en cuadraditos. Aunque hay tambien a quien le gusta añadir el tomate asado
  • La cebolla tambien picada en cuadraditos pequeños
  • El chile serrano, que es una especie de guindilla verde fresca. Porque ya sabéis que Mexico es el pais de los chiles o pimientos, y tienen tantos que aquí es imposible conseguirlo
  • Jugo de lima

Aun cuando parezca mentira, el cilantro, del que yo personalmente no puedo prescindir en su elaboracion porque le da el punto especial, no es un ingredientes imprescindible, pues hay a mucha gente a la que no le gusta y por tanto suele ser opcional. Pero si buscamos un guacamole mexicano debeis saber que lo habitual es añadirle cilantro picado muy fino.

Esta salsa se sirve habitualmente para acompañar tacos, tortas, moletes o guisos, habitualmente con carnes rojas. Aunque nuestra forma más común de disfrutarlo aquí, es con unos totopos, lo que aquí conoces como nachos.

En México les gusta también acompañarlo de chicharrones, las tradicionales cortezas de cerdo fritas y con chapulines (que son los saltamontes).

collage 4

Se prepara habitualmente haciendo uso del molcajete, que es el utensilio que véis en las imagenes, un mortero mexicano confeccionado en piedra volcanica, y que allá utilizan para moler desde especias a todo tipo de alimentos. Este en concreto es regalo de mi hermana Raquel y vino en su maleta  en uno de sus viajes. El molcajete al estar hecho con piedra le da un gusto y una textura distinta a nuestro mortero de toda la vida.

Una curiosidad con respecto la molcajete. El molcajete antes de usarlo por primera vez, ha de ser “curado“, para dejarlo mas lisito y limpio. ¿Como?, moliendo primero un tacita de chiles y luego una tacita de arroz para limpiarlo de los restos del chili, y finalmente añadir una tacita de agua caliente.

Eso si, el guacamole no debe ser una crema lisa, sino un dip con textura, en el que el aguacate NO debe quedar hecho papilla, sino que debes poder encontrarte pequeños trocitos.

Y os preguntaréis, a qué en pleno invierno, nos viene Virginia con una receta tan fresquita…..

La razón, se trata de un básico de las reuniones informales durante todo el año, que acompañado de buena cervecita y unos ricos totopos, se suele convertir en el picoteo estrella.  Pero no sería del todo sincera, si no os contase que esta receta la he querido publicar ahora, para dar la bienvenida a un nuevo miembro de la familia, Guillermo.

Como la mayoría de vosotros sabéis, mi hermana Raquel, la pequeña, marchó para aquellas tierras hace algo mas de 2 años a trabajar, como la mayoría de expatriados que han tenido que salir de este pais buscando nuevas oportunidades. Allí teniamos ya familia, Raquel está feliz, nosotros algo más tristes, aunque gracias al wifi mucho más cerca de lo que hubiera estado hace unos años. Eso si, en cada ocasion que vuelve a casa, una o dos veces al año, la familia se reune. Así que para mi hermana Raquel va dedicada esta receta, que espero que no ofenda a los auténticos mexicanos, con sus consejos y su preparación ;).

Para elaborarla al estilo mexicano, he tenido la inestimable ayuda de mi hermana Raquel y por supuesto de gente de aquellas tierras, a quienes desde aquí doy las gracias.

Así, que ándale con la receta, que ya estamos tardando:

Dificultad: Fácil

Tiempo: 10-15 minutos

INGREDIENTES: (Para 4-5 raciones)

  • 3 aguacates maduros
  • 1 tomate fresco picado en pequeños cuadraditos
  • 1/2 cebolleta fresca picada en pequeños cuadraditos
  • 1 chile serrano sin pepitas y en pequeños cuadraditos (en mi caso unos copos de cayena, al gusto)
  • Zumo de 1 lima
  • Cilantro fresco (las hojas) picadas muy finas
  • Sal

Totopos o Nachos para acompañar

PREPARACIÓN:

Picamos el tomate, la cebolla, el cilantro y el chile sin pepitas, en cuadraditos muy pequeños y al molcajete. Abrimos el aguacate y extraemos la pulpa con ayuda de una cuchara. Al estar en su punto no ofrecerá resistencia. Con él, también al molcajete.

Molemos todo en el molcajete. Ojo no se trata de hacer una papilla, ya que deberán quedan trocitos de aguacate semienteros. Añadimos el jugo de lima y ponemos al punto de sal. Mezclamos. Listo. Servimos en un cuenco, acompañado de unos totopos y unas cervecitas, por supuesto mexicanas ;).

HY3A1163-2

Consejos:

– Recordar que el Aguacate es una fruta con un alto contenido en grasas, pero de las buenas, de las llamadas grasas monoinsaturaas (fundamentalmente omega 9), con alto contenido antioxidante. Así que un consumo moderado de esta receta, puede ser beneficioso para el sistema cardiovascular.  Pero además nos aporta fibra y  vitaminas y minerales, siendo muy bajo el contenido de azúcar.

A disfrutar, y…. ¡¡¡¡ Que viva México!!!

Virginia.

Recibe mis recetas en tu mail

Comparte:

Share on Google+

4 Responses to "GUACAMOLE MEXICANO “AUTÉNTICO”"

  • per anar fent gana (marga)
    11 enero, 2016 - 7:39 pm Reply

    hola guapi . pues si hace unas semanas que llegue de el paso y visite muchos sitios que el guacamole era delicioso y lo mejor de lo mejor sin aceite tal como lo explicas me encanta . fotos de cine como siempre
    te deseo un feliz año

  • raquel martin orive
    12 enero, 2016 - 12:56 am Reply

    tata , la entrada esta preciosa, mi suegra que esta agradecidisima con tu entrada, pero no es la mayor experta en tecnologia…me ha dicho que las fotos son preciosas…y que te manda un abrazo enorme¡¡Gracias tata por este detalle tan bonito, guille tambien te manda besos, y dice que la proxima vez lo prueba para ya no solo deleitarse con la foto sino con el contenido¡¡GRACIAS¡¡

  • Liliana Gavia Castillo
    13 enero, 2016 - 12:04 am Reply

    Aló Virginia, mil gracias por la dedicatoria. Recibe saludos de todos la familia Gavia Castillo. Ojalá pronto compartamos un delicioso guacamole, claro acompañado por una Corona. Viva México y España

  • D
    20 julio, 2016 - 1:02 am Reply

    Las fotos son preciosas. Personalmente prefiero que sea solo aguacate, limón (¿lima?) y sal, aunque depende de con que lo como, en tacos con limón y sal en tortas aguacate solo pero como mexicana quiero confirmar que la receta es autentica. Gracias por todas estas recetas se ven deliciosas quiero probar especialmente los panes para olvidarme de los de la panadería. Saludos desde México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − quince =